top of page

Enfermedades del ganado vacuno

ganado vacuno granja

El ganado vacuno, pieza fundamental de la producción agropecuaria, se destaca por su invaluable contribución en carne, leche, desarrollo rural y la preservación del ambiente. 

Sin embargo, este sector no está exento de desafíos, y las enfermedades del ganado vacuno son un componente crítico que impacta directamente en su bienestar, rendimiento y rentabilidad. 

Estas afecciones, algunas de las cuales representan un riesgo para la salud pública al tratarse de zoonosis, se transmiten al ser humano.

En este artículo, exploramos a fondo las enfermedades más comunes del ganado vacuno, examinando sus causas, síntomas, así como las estrategias de prevención y tratamiento.

Enfermedades más comunes del ganado vacuno

Mastitis

La mastitis es una inflamación de la glándula mamaria que afecta principalmente al ganado vacuno lechero, aunque también se da en el ganado de carne. 

Se trata de una enfermedad multifactorial, que suele ser causada por diferentes agentes infecciosos (bacterias, virus, hongos) o por factores ambientales, genéticos o de manejo. 

La mastitis tiende ser clínica o subclínica, según se manifieste o no con síntomas visibles. Los síntomas más frecuentes son:

  • Hinchazón, calor, dolor y enrojecimiento de la ubre o los cuartos afectados.

  • Alteraciones en el aspecto y la composición de la leche (presencia de grumos, sangre, pus, etc.).

  • En los casos más severos, se manifiestan síntomas como fiebre, falta de interés en la comida y estados de ánimo decaídos.

La mastitis tiene un gran impacto económico en el sector lácteo, ya que reduce la cantidad y la calidad de la leche producida, aumenta los costes veterinarios y provoca el descarte o la muerte de las vacas afectadas.

Para prevenir la mastitis, es fundamental mantener una buena higiene de la ubre y del equipo de ordeño, realizar un control periódico de la calidad de la leche (recuento de células somáticas), aplicar un tratamiento preventivo o curativo según el caso (antibióticos, antiinflamatorios, etc.) y mejorar las condiciones ambientales y nutricionales de las vacas.


Tuberculosis bovina

La tuberculosis bovina es una enfermedad crónica causada por la bacteria Mycobacterium bovis, que afecta principalmente al aparato respiratorio de los bovinos, aunque también incide en otros órganos como el digestivo o el nervioso. Esta se transmite por vía aérea o por contacto directo con animales infectados o con sus secreciones. Los síntomas más comunes son:

  • Tos persistente y dificultad para respirar.

  • Pérdida de peso y condición corporal.

  • Aumento del tamaño de los ganglios linfáticos.

  • Abortos y esterilidad en las hembras.

La tuberculosis bovina es una zoonosis que puede contagiar al ser humano por consumo de carne o leche contaminadas o por contacto directo con animales enfermos. 

Por este motivo, se considera una enfermedad de declaración obligatoria y se realizan programas de control sanitario basados en pruebas diagnósticas (intradermotuberculinización) y en el sacrificio de los animales positivos. 

Para prevenir la tuberculosis bovina, es importante evitar el contacto con animales infectados o con fauna silvestre reservoria (jabalíes, ciervos, etc.), mantener una buena ventilación e higiene en las instalaciones y aplicar medidas de bioseguridad.


Diarrea viral bovina

La diarrea viral bovina es una enfermedad causada por un virus que pertenece al género Pestivirus. Este virus infecta a los bovinos desde el útero hasta la edad adulta, provocando diferentes manifestaciones clínicas según el momento y la forma de infección. Los síntomas más habituales son:

  • Diarrea, deshidratación y pérdida de peso en los terneros.

  • Fiebre, depresión, anorexia y disminución de la producción láctea en los adultos.

  • Abortos, malformaciones fetales, nacimiento de terneros débiles o persistentemente infectados (PI) en las vacas gestantes.

La diarrea viral bovina se transmite por contacto directo con animales infectados o con sus secreciones, especialmente con los PI, que son aquellos que se infectan durante la gestación y que permanecen como portadores y eliminadores del virus durante toda su vida. 

Para prevenir la diarrea viral bovina, se recomienda identificar y eliminar a los animales PI, evitar la introducción de animales de origen desconocido o de riesgo en la explotación y vacunar a las vacas antes del servicio.


Prevención de enfermedades en vacas

Como hemos visto, las enfermedades del ganado vacuno tienen graves consecuencias para la salud de los animales y para la rentabilidad de las explotaciones

Por eso, es fundamental aplicar medidas preventivas que permitan reducir el riesgo de infección y mejorar el estado sanitario del rebaño. Algunas de estas medidas son:

  • Seguir un adecuado plan sanitario que incluya vacunaciones, desparasitaciones y tratamientos específicos según las necesidades de cada explotación.

  • Realizar un control periódico de la salud de los animales mediante pruebas diagnósticas, análisis clínicos y revisiones veterinarias.

  • Mantener una buena higiene y desinfección de las instalaciones, el equipo y el personal.

  • Proporcionar una alimentación equilibrada y suficiente agua potable a los animales.

  • Evitar el estrés, el hacinamiento y las condiciones ambientales adversas que debilitan el sistema inmunitario de los animales.

  • Controla la movilización y el transporte de los animales, evitando el contacto con animales enfermos o de origen desconocido.

  • Cumplir con la normativa sanitaria vigente y colaborar con las autoridades competentes en caso de sospecha o confirmación de alguna enfermedad de declaración obligatoria.

Además de estas medidas generales, existen productos específicos que ayudan a mejorar la salud y el rendimiento del ganado vacuno. 

Uno de ellos es el WoW, un sistema de pesaje automático que te permite conocer el peso exacto de cada animal sin necesidad de estrés ni manejo. 

El WoW consiste en monitorizar el crecimiento, el estado nutricional y la condición corporal de los animales, lo que ayuda a optimizar la alimentación, el manejo reproductivo y el tratamiento sanitario.

Otro producto que resulta muy útil es el Active Tag, un sistema de identificación electrónica que proporciona control en la actividad y el comportamiento de cada animal. 

Esto facilita detectar el celo, el parto, el estrés o cualquier cambio en el estado de salud de los animales, lo que impulsa a mejorar la reproducción, el bienestar y la productividad.


Protege el Futuro de tu Rebaño con Datamars

Las enfermedades del ganado vacuno lechero son un problema que afecta tanto a la salud animal como a la humana. Por eso, es necesario adoptar medidas de prevención que eviten o reduzcan la incidencia de estas patologías. Además, puedes contar con productos específicos que te ayuden a mejorar la salud y el rendimiento del ganado vacuno. 

¡Actúa ahora! Adopta las tecnologías innovadoras de Datamars Spain, como el pesaje con WoW y el monitoreo de salud con Active Tag. Protege no solo la inversión de tu ganadería, sino también el legado que construyes con cada res. 

¡Asegura un futuro robusto y sostenible para tu rebaño!


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page